domingo, 1 de enero de 2012

4.1 ¿Que es un problema?

El proceso de solución de problemas, en un sentido muy amplio, abarca actividades muy diferentes, heterogéneas sin embargo, en sentido estricto, englobaría: aquellas tareas que exigen procesos de razonamiento relativamente complejos y no una simple actividad asociativa o rutinaria.
Duncker (1945) define el proceso de solución de problemas como: una persona se enfrenta a un problema cuando acepta una tarea pero no sabe de antemano cómo realizarla.
La investigación en solución de problemas se ha ceñido a:
Problemas de puzzles ! investigaciones sobre puzzles que se realizan con sujetos novatos fundamentalmente y se usan problemas sin adversario.
  Investigación sobre juegos ! problemas con adversario en los que se estudia fundamentalmente dos cuestiones:
o    La forma en la que los sujetos expertos tratan de resolver problemas como el juego del ajedrez.
o    En qué se diferencia su ejecución de las de sujetos novatos.
En general, el proceso de solución de problemas y el proceso de razonamiento, se han tratado como dos áreas independientes.
Sin embargo, para solucionar un problema, el sujeto debe poner en marcha procesos de razonamiento, por eso en realidad, es difícil trazar la línea divisoria entre la investigación sobre solución de problemas y sobre otros procesos de razonamiento.
Por ello, autores como Holland, Holyoak, Nisbett y Thagard (1986), consideran que el proceso de solución de problemas por analogía, es un tipo de proceso de razonamiento inductivo.
Aunque en realidad, el grado de complejidad es muy diferente, y el tipo de problemas es muy variado, existen una serie de características comunes a todos los problemas y al proceso de solución de problemas:
    La solución de problemas es un pensamiento directivo ! tipo de proceso que requiere la existencia de estado inicial (incertidumbre) y una serie de soluciones intermedias hasta llegar al estado final (solución).
En función del grado de definición de los objetivos se puede hablar de dos tipos de problemas:
  Problemas bien definidos.- se le da al sujeto toda la información necesaria para resolverlos. Tanto la solución como los caminos para llegar a la solución están bien definidos, claramente especificados desde el principio.
    Problemas mal definidos.- no existe un criterio claro y explícito de que la solución se haya alcanzado. El sujeto no cuenta con toda la información que necesita para llegar a la solución y tampoco aparece claramente especificado cuáles serían los movimientos lícitos para poder llegar a la solución.
La mayor parte de la investigación en psicología del pensamiento, se centra en problemas bien definidos porque son más sencillos a la hora de estudiar la estrategia que sigue el sujeto para poder llegar a la conclusión.
    En ese proceso existen limitaciones a nivel estructural y operacional ! el sujeto tiene un sistema cognitivo con una serie de limitaciones que van a estar presentes al resolver una tarea.
 El proceso implica una operación de tipo serial o secuencial (! etapas): el sujeto pone en marcha una serie de estrategias que se suceden en el tiempo.
  Representación incompleta ! implica una condición básica para que se plantee un problema: es necesario que en la representación mental del sujeto, se dé una laguna o inconsistencia. El sujeto tiene que descubrir los pasos intermedios que le permitan llegar a la solución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada